newjersey_07.jpg

Valoracion de la página

Danos tu opinión
 
Magallanes

· Características
- Eslora: 95 m
- Manga: 12 m
- Calado: 3,4 m
- Desplazamiento: 2.250 a P.C.
- Potencia: 5.000 caballos.
- Velocidad: 18 nudos
- Tripulación: 251 personas
· Armamento
- 6 cañones de 120 bivalentes
- 8 ametralladoras de 37mm
- 2 ametralladoras de 20 mm.
- 4 morteros lanzacargas
- 1 varadero para 30 cargas de profundidad.
 · Notas
- Escala: 1:200
- Fecha de Construcción maqueta: 1988
 
· Historia

 
Formaba parte de la segunda serie de la Clase de Cañoneros “Pizarro”, junto con los “Vicente Yánez Pinzón”, “Sarmiento de Gamboa” y “Legazpi”. ( La primera serie estaba formada por el “Pizarro”, “Hernán Cortés”, “Vasco Núñez de Balboa”, y “Martín Alonso Pinzón”).
Fueron botados en dos tandas simultáneas, los cuatro de la primera serie, el 3-8-1944, y los de la segunda el 8-8-1945, siendo una de las Clases de buques de construcción nacional de más éxito en los años de posguerra.

· Características

Desplazamiento: 1710 tons. normal, y 2.246 a plena carga. Eslora 95.2m. manga 12.5 m. calado 3.78m. a p.c. Potencia 6.000 caballos. Velocidad 19 nudos a p.c. Combustible 358 toneladas. Autonomía, 2.800 millas a 19 nudos y 6.000 a 14. Dotación 251 personas. Armamento: 6 cañones de 120/50, 8 de 37mm. y 6 de 20 mm. 4 morteros y un varadero para cargas de profundidad., también tenía una instalación portátil para transportar 30 minas.

El impresionante aspecto ofrecido por su batería de 6 cañones de 120mm, y cincuenta calibres, de proyecto y fabricación nacional, podrían hacernos pensar, que éstas armas eran su armamento original, aunque lo cierto es que no fue así. En la gestación de los numerosos proyectos que dieron lugar al buque, inicialmente estaba previsto montar piezas del 105 mm. en montajes sencillos, con estabilización completa, de origen alemán, por lo que desde 1942, se encontraban en negociaciones con Alemania para conseguir las piezas. No obstante , ante las dificultades surgidas por encontrarse Alemania en plena guerra, hicieron desistir de éste calibre y buscar otras opciones, como el 120/45, similares a las montadas en el crucero “Canarias”, sin que tampoco se llevase a efecto, por lo que en 1945, se empezó a trabajar en un proyecto de cañones dobles de 120/50. siendo entregados los primeros por la Fábrica Naval de San Carlos , en Diciembre de 1951, e instalados los primeros en el “Martín Alonso Pinzón”, para pruebas.
Entre tanto, los buques de la primera serie, entraron en servicio con 3 cañones de 105 mm de origen alemán, en montajes sencillos, y que inicialmente estaban destinados a la clase de destructores “Audaz”.
El “Magallanes”, junto con otros dos de la segunda serie, recibieron 3 cañones de 120/45, procedentes del crucero “Navarra”, y el cuarto restante, 3 cañones de 101.6, procedentes de los destructores “Alsedo”.
Los buques de la segunda serie, llevaban una serie de zunchos de identificación en la chimenea, de color verde, (en la primera serie eran blancos), llevando el “Magallanes sólo uno.
La denominación de “cañoneros”, no les duró demasiado , ya que por O.M. de 29 de Junio de 1955, los “Pizarro”, fueron reclasificados como “Fragatas”. Como no eran unidades de lucha antisubmarina, el término tardó en cuajar, no generalizándose hasta la década de los sesenta, tras la modernización de dos de ellos con cargo a la ayuda americana.
Estos buques tenían un casco de acero, parcialmente soldado, con la roda muy lanzada, y que unida a unos escobenes grandes y algo retrasados, contribuían a darles un aspecto potente y “agresivo”.
La cubierta se prolongaba por los dos tercios de la eslora , hasta el montaje superpuesto popel, donde empezaba la toldilla, que tenía un francobordo muy reducido. La popa era redonda , con una ligera bovedilla hacia el exterior, mientras que las amuras presentaban dos hileras de portillos.
Las superestructuras, se agrupaban en la parte central del buque , a fin de dejar los máximos sectores de tiro para la artillería, pues una característica de diseño era de escolta antiaérea.
A proa del puente, de considerables dimensiones, llevaba una plataforma para el armamento de 37 mm, y a popa un único palo. Los gases salían por la única y alta chimenea situada en el combés. Seguía otro reducido conjunto de superestructuras destinadas a alojar el puesto secundario de la dirección de tiro, proyectores y montajes antiaéreos de pequeño calibre.
La toldilla era amplia y despejada, pudiendo acoger una instalación portátil para el fondeo de hasta 30 minas en vez de los morteros lanzacargas, quedando el varadero en crujía , y enmarcado por las dos líneas de carriles para transporte y lanzamiento de las minas.
Tenían una amplia compartimentación interior, con 8 mamparos estancos transversales, y 2 longitudinales, éstos últimos a 3,5 m. de la línea de crujía, y con un espesor de 8 mm., que sólo se extendían a lo largo de la línea de máquinas y calderas, que era además la única provista de doble fondo. Otros mamparos estancos protegían la zona de pañoles.
La maquinaria principal estaba formada por dos grupos de turbinas de vapor tipo “Parsons”, que daban una potencia normal de 5.000 caballos a 330 revoluciones, y máxima de 6.000 a 370 r.p.m., que le daba una velocidad máxima teórica de 20 nudos. El grupo de turbinas proel, accionaba el eje de babor, y el popel el de estribor, siendo las dos hélices tripalas, y el timón, de tipo semicompensado. La deficiente calidad de algunos materiales de las turbinas, y evaporadores, fue causa de múltiples averías por desgastes, corrosiones, etc, que obligó a su modificación y eventual sustitución.

· Armamento

Después de las diversas alternativas ya señaladas, el armamento principal quedó formado por 6 cañones de 120mm y 50 calibres N.G.48 (Naval gemelo mod. 48), en tres montajes pareados, uno a proa y dos a popa., siendo su principal característica, que carecían de elevación independiente entre sí, debiendo efectuar los movimientos los dos cañones a la vez, por ser su cuna rígida, de ahí la denominación Naval Gemelo y no Doble.
Disponían de un ánima cambiable al objeto de abaratar costes de sustitución al llegar el tubo al límite de su vida útil, siendo la misma rayada, con 36 rayas y una vuelta por 30 calibres.
Podían disparar proyectiles de 22 kg. A una distancia de 15.200 m. en vertical y 21.200 en horizontal, con una cadencia de fuego de 30-34 disparos por minuto y montaje, pudiendo disparar independientemente con cada cañón o de modo simultáneo.
Con un a cadencia de 30 disparos por minuto y montaje.
Cada montaje tenía un ángulo de elevación entre –5º y 90º, pudiendo moverse a mano en caso de emergencia, y una dotación de 10 hombres.
En cuanto a la dirección de tiro de los mismos, fue muy poco eficaz para su tiro antiaéreo, debido al considerable retraso español en tecnología electrónica, por lo que quedaron relegados prácticamente al tiro de superficie.
En cuanto al armamento secundario a finales de los años 40, quedó fijado en 8 cañones de 37mm. en montajes dobles, y 6 de 20 mm. en montajes sencillos, si bién algunos de la segunda serie llevaron 4 cañones de 37 mm. en montajes sencillos.
Como ya se ha dicho, el armamento a.s. estaba formado por cuatro morteros y un varadero para cargas de profundidad. en la toldilla.
En 1956, con cargo a los fondos de la Ayuda Americana para la modernización de la Armada, se modernizaron dos fragatas de la serie, la “Legazpi” y la “Vicente Ñáñez Pinzón”, a costa del presupuesto para modernizar el crucero “Canarias”, que quedó como estaba. Estas fragatas, fueron desmontadas hasta la cubierta, y rehechas de nuevo, afectándoles al puente de mando, nuevo palo de celosía para sostener el radar y demás antenas de radio, cambio total de la artillería, direcciones de tiro y armamento a.s. eliminación de la segunda fila de portillos, etc., durando las obras casi dos años, y prolongando su vida operativa casi 10 años más.
Aparte del proceso de modernización de la Ayuda Americana, la Armada, pensó en 1957, hacer reformas en la “Magallanes” y otras dos, sin embargo, como los proyectos se dispararon en costos, en 1960, se renunció a las mismas.
En 1952, se les asignan numerales, correspondiéndole a la “Magallanes” el 21, siéndole cambiado en 1953 por el 26, ostentándolo hasta el pase a la situación de reserva en 1954. En 1961, se le cambia de nuevo por la serie 30, con la letra “F” de fragata delante, correspondiéndole a la “Magallanes” el F-35.
En cuanto a las unidades no modernizadas, siguieron desempeñando sus habituales misiones de vigilancia marítima y policía colonial, aunque pronto empezaron a acusar el peso de los años, iniciando el camino hacia el desarme y posterior desguace, tocándole el turno a la “Magallanes” en 1971.
Esta, que desde el 5-7-58, estuvo destinada en la Base Naval de Canarias, fue desguazada por cuenta de la Zona Marítima del Cantábrico.
El historial de los “Pizarro”, fue en general apacible, aunque en algunas ocasiones se vieron envueltos en situaciones de tensión, como la “Magallanes” en la guerra de Ifni-Sahara en 1957-58, quedando en aquellas aguas algún tiempo, integrada en el 4º Grupo de Escolta.
De líneas estéticamente agradables, y aspecto imponente gracias a su batería artillera, resultaron buques bastante queridos por los marinos, siendo en el momento de su alistamiento bastante confortables en cuanto a habitabilidad.
Demostraron siembre buenas condiciones marineras, aunque cuando iban descargados, tenían un balance muy rápido, y cierta tendencia a asomar las hélices fuera del agua debido a su poco calado. Con vientos fuertes de través, tendían a abatir bastante, a resultas del efecto vela de su casco y superestructuras, combinado con el poco calado. En cualquier caso obedecían muy bien al timón.
Los “Pizarro”, junto con las corbetas “Descubierta”, fueron los mejores diseños de origen nacional en los años de la posguerra.
 
 

Actualizado (Lunes, 20 de Julio de 2009 08:25)